Loading...

jueves, 21 de junio de 2018

No te detengas

//Si humillado vinieras a Él,
deseando llenar el vacío
con un corazón confundido
sumergido en pecado y sin fe.//

///Dios no se olvida de ti///
Él te perdona,
Él te restaura,
Él te transforma,
hace contigo ¡un nuevo ser¡
( se repite la primera y segunda estrofa)
///Dios no se olvida de ti///
Si humillado vinieras a Él.

JM.
20 de febrero del 2018

miércoles, 13 de junio de 2018

Déjate llevar en sus brazos

Pasan los días
sin tener la respuesta esperada,
 y solo piensas
que tu oración Dios no ha escuchado;
//cierra los ojos, alza las manos
y sigue orando.//

  (coro)
//Déjate llevar en sus brazos
no tengas miedo
el Señor por ti está trabajando//

Cuando tú crees
que las cosas empeoran o se complican,
y lo que tienes
es el silencio de su palabra,
//no te desesperes ni te desanimes
sigue en el Señor confiando//

 (final)
////Déjate llevar en sus brazos
no tengas miedo
el Señor por ti está trabajando.////

JM.
11 de marzo del 2018


sábado, 27 de enero de 2018

No sé porque te has marchado


Tu trino y mi poesía respiran el mismo verso
acoplada inspiración creada al amanecer;
con cada tonada cantada, reluce el universo
y de las letras formadas, el día vuelve a florecer.

Están mi verso y tu trino convertidos en canción
nacida de la musa que nuestras almas colmadas
de lira henchida, de vertiente excitación
rompen la rica vena de exquisito talento bañada.

Porque de ti vistoso pajarillo errante
acogí el color de tu plumaje hermoso,
del cuerpo cenizo, del pecho rojizo brillante
y le di a mis letras colorido valioso.

Viéndote a diario entre la arboleda
adonde yo sentado murmuraba a las doncellas,
todas blancas y fugaces recorriendo la vereda.
¡Cubrían el paisaje del  cielo, un montón de ellas!

Te acercabas a la fuente, casi siempre acompañado
y desde allí me cantabas… y entonces, te recitaba;
entre acordes, entre letras, nuestra amistad se ha creado
y ahora… ¡ay pajarillo! No sé porque te has marchado.

Julio Medina

26 de enero del 2018

miércoles, 3 de enero de 2018

De todo lo extraño


Lo extraño de todo es que no te extraño
ni falta me hace ser tu compañía,
en aquel tiempo fue tan grave el daño
que mi corazón solitario estaría.

De todo lo extraño nada necesito
esas cosas fueron cargas dentro el viento;
intenso y solano rumbo al infinito
se llevó la llaga de mi sentimiento.

De todo lo extraño ni huelo tu aroma
fluido tan raro que es solo congojas,
padece mi pecho cuando tú te asomas
por una ventana cubierta de hojas.

Y lo más ajeno de todo lo extraño
es que no hay recuerdos de ti en mi memoria,
ni buenos ni malos, de ningún tamaño;
como un sueño fingido sin dedicatoria.

Julio Medina

3 de enero del 2018

lunes, 25 de septiembre de 2017

Tu bondad

Tu bondad no es sincera
tiene intención que lacera,
abate mi orgullo, haciéndome vulnerable,
sintiéndose el corazón miserable.

El sereno conoce lo pasado,
sosegado ronda en lo indecible;
sufriendo me acompaña abismado,
cabizbajo guarda lo imposible.

Entre los dos cargamos tu bondad perversa;
un bulto mojado con saliva adversa,
que hiere en el alma la sangre sedienta,
ausente de besos, de amor que lamenta.

Y en la cuerda tendida sobre el declive
inseguros andamos con demasiado peso,
esperando que el desmedido cambio nos cautive,
o caigamos en destiempo al abismo avieso.

Julio Medina
25 de septiembre del 2017

miércoles, 13 de septiembre de 2017

No hay nada mejor


No, no hay nada mejor
que andar el camino de nuestro Señor.
No es sendero fácil
siempre encontrarás
la piedra del tropiezo que te tentará.
El hijo de Dios te acompañará
y los enemigos se apartarán.
Largo recorrido debes caminar,
sigue hacia adelante, no vires atrás
porque al final
la gloria de Dios tú alcanzarás.

Julio Medina

13 de septiembre del 2017

Deshojando destellos

Lejos, distantes e indiferentes estamos,
cada uno con el dedo índice señalando;
marcado contraste en todo momento encontramos;
clara es la señal; uno de los dos sale sobrando.

Aquel amor declarado nunca se asomó a la salida;
fue imaginación surtida entre rosas prendidas
de una primavera de pétalos de mentiras;
con retoños secos y espinas pulsando como lira.

Iniciamos mal; sobre terreno frágil jugamos,
desventurado deseo no debió ser consumado;
desunión, alejamiento en la esquina nos espera.
Cupido se fue corriendo, ya ni lo veo allá afuera.


Se espanta el oído; palabras furiosas
llegan veloces, dispuestas con sable y espada
tajando al afecto, y en la lluvia congojosa
ahogan al corazón con cada aguda puñalada.

Eludir, evitar, esquivar más no puedo
desencanto asfixiado indaga escapar;
alejarse es la perfecta salida de este enredo,
deshojando destellos para no volverme a empapar.

Julio Medina
9 de septiembre del 2017